viernes, 19 de abril de 2013

RUTA POR LA SIERRA NORTE DE SEVILLA








       A tan solo 100 Km. de Sevilla capital,  existe una zona serrana bastante desconocida que, sin embargo, ofrece  una gratísima fórmula  para disfrutar en un fin de semana. Esta ha sido mi experiencia y como tal la transmito.

Mi Ruta por la Sierra Norte de Sevilla  comenzó  en  El Pedroso y cruzando la Sierra de Huéznar  llegamos  a Cazalla de la Sierra.  Allí dormimos dos noches, visitamos  las Bodegas Colonias de Galeón  y nos desplazamos  a Constantina,  la Dehesa Frías y  San Nicolás del Puerto. El tercer día conocimos Las Navas de la Asunción y La Puebla de los  Infantes.  Con una corta parada en Sevilla terminó este fin de semana lleno de buenas sorpresas. ¡¡¡ Muy recomendable!!!

La Sierra y el Parque Natural

       Estoy segura de que muy pocos relacionan Sevilla con Sierra Morena. Y sin embargo, este sistema orográfico,  como borde sur de la meseta castellana, no afecta solamente a  las provincias de Córdoba y Huelva, sino también  al norte de la provincia sevillana.  Es la Sierra Norte de Sevilla, la zona de dehesas, toros bravos, caballos y cerdo ibérico, entre otras muchas cosas de interés.  En este medio ambiente peculiar cabe destacar cuatro pilares que marcan su turismo: la rica Gastronomía, la diversidad de Alojamientos y las Actividades al aire libre. Además de un Patrimonio cultural y natural importante.

           La Sierra Norte de la provincia de Sevilla, esta situada en plena Sierra Morena, pero en su zona mas suave; donde esta cadena montañosa conecta Extremadura  ( Badajoz ) con Andalucía , es decir la Andalucía Occidental;  donde el norte de Sevilla y de Huelva se hermanan con las dehesas extremeñas que continúan hacia el norte. Toda la vegetación, flora y fauna de unas y otras zonas,  forman un mundo hermoso de paisaje,  gastronomía y vida singulares.  Toda esta zona está considerada como Parque Natural, dentro de la Reserva de la Biosfera Dehesas de Sierra Morena. Y abarca 10 municipios de los que vamos a visitar 6 de ellos. 

Las Dehesas y su explotación 

Estampa clásica de la Dehesa Frías


      Es ésta una zona de Latifundios de sierra, con grandes fincas ocupadas por pastizales de invierno, amplias dehesas para  porcinos y enormes y ricos cotos de caza a los que acuden cazadores de dentro y fuera de España. En cuanto a otros cultivos, perviven en la zona mas templada del sur, algunas áreas vinícolas hoy recientemente recuperadas. Predomina la explotación ganadera en la que se  extienden las dehesas ó grandes fincas. En ellas, al igual que en las afines extremeñas,  el hombre ha conservado y mejorado las masas de alcornoques y encinares, destruyendo el sotobosque para convertirlo temporalmente en campos donde se cultivan cereales o legumbres, alternando con ganadería extensiva de lanares y cerdos  y además con la explotación forestal  del corcho, leñas y carbón vegetal. Así se conservan los mayores encinares y alcornocales de toda España, los cuales, yendo hacia el oeste, se asocian con robles y quejigo.

      La explotación silvo-pastoril, se complementa con la caza mayor  (cabra montesa, jabalís y gamos) y menor (conejos y perdices) y aunque es mas importante en Córdoba, también la sierra norte sevillana la tiene.  Con todo Sierra Morena es el primer foco cinegético de España. Y sin  embargo, al mismo tiempo que  se promueve la caza, se  desarrolla desde la administración  una gran protección de las especies autóctonas.  Por algo , allí en el  clásico paisaje de Dehesas, verde y apacible,  habita una fauna peculiar que va desde el águila imperial y la cigüeña negra a los traviesos zorros, jinetas, tejones y hasta gatos monteses.  Las bellotas que proporciona este bosque dan alimento a especies tan apreciadas como el cerdo Ibérico y  los venados, que forman parte del atractivo universo culinario de esta zona.  Sin olvidar los toros bravos,  cuya negra estampa acrecienta aún más este  medio natural tan rico.

Conociendo una Dehesa por dentro

      Se puede visitar la Ganadería  DEHESA FRIAS,   propiedad de la ganadera vizcaína Dolores Aguirre e Ybarra, que conserva la impronta dejada por los diferentes antiguos propietarios de estos lares. Como el conde de la Corte, su anterior dueño.

Toros bravos de la Ganadería de  Dehesa Frías
   
      
 A las 11:00 de la mañana comienza la visita, de la mano del Mayoral de la ganadería, que será la persona encargada de guiar al grupo por toda la finca.  El recorrido comenzará con una breve introducción a cerca de los orígenes de la  ganadería. Seguidamente los visitantes subirán a bordo de  un camión  tipo militar y semicubierto - siempre acompañados por el mayoral -   que nos proporcionaba todo tipo de explicaciones.  El  camión  se desplaza  por los cercados de las reses de lidia desde donde se puede fotografiar el ganado mientras nos ilustran sobre el manejo de las reses en el campo. Varias manadas de toros (con unos 6 – 8  animales cada una) atravesaron nuestro campo visual y se dejaron fotografiar a nuestro placer. 

      Posteriormente se entra a la plaza de toros de tientas y al salón-museo. Para concluir con la ruta se realiza un recorrido por toda la finca hasta llegar al embalse del Huéznar, desde donde se aprecian unas vistas espectaculares del paisaje típico de la Sierra Norte Sevillana. La visita puede terminar con una degustación de chacinas ó un almuerzo, en el salón comedor, según lo que se haya acordado previamente al reservar la visita. 

La explotación ganadera

      El mundo del toro esta ligado a la dehesa que, como hemos visto, es un paisaje natural  de tipo mediterráneo. La idea de que una dehesa solo vale para criar toros de lidia, contrasta con la realidad de las actividades de explotación que en ella se realizan.  El ganado bovino, ovino, caprino y ánsar proporcionan una riqueza de valiosos productos que voy a tratar someramente. Y todos ellos criados con los pastos naturales y las bellotas que ofrece la encina y su suelo. 

      Las vacas, ovejas y cabras se crían en régimen extensivo: los bóvidos son de raza Limousine y se venden en vivo. Ovinos y caprinos, todos dentro de la Asociación de Criadores respectiva, se venden,  bien como sementales,  bien como reses en vivo para el matadero o bien ya muertos y/o despiezados, para el cliente final. Ambas razas dan leche que producen quesos de alta calidad.



      Los ánsares, son ocas de Toulouse que viven en libertad y sin alimentación forzada. Producen un “foie gras ético “que origina  hígados mas pequeños pero de gran calidad y excelente sabor por la ingesta de bellotas. Se incluye también “confit “y “magret “. A todos ellos, se une la cría del cerdo, negro ibérico, alimentado con bellotas y castañas. Y por último, la producción de Aceite de Oliva. 

Piara de cerdos ibéricos en la Dehesa Frías

El Patrimonio natural

La Sierra Norte, alberga dos Monumentos Naturales de Andalucía: “Cascadas del Huéznar” y “Cerro del Hierro”,  considerados como tal por  sus grandes valores ecológicos, geológicos y paisajísticos. Las primeras constituyen una labor de siglos de la propia naturaleza y el segundo nace del laboreo minero de épocas pasadas.

Las Cascadas del Huéznar

Es esta una pequeña zona del río Ribera del Huéznar en la que se localizan una serie de pequeñas cascadas y pozas rodeadas de abundante vegetación de ribera, que está situada unos 2 Km. aguas abajo de San Nicolás del Puerto y que  están declaradas Monumento Natural

 Esta ribera, que es una de las más emblemáticas y mejor conservadas del Parque Natural Sierra Norte de Sevilla, ofrece un paisaje idílico, rebosante de frescor y riqueza, enmarcado por una geología que deja al descubierto valiosa información sobre los últimos 30.000 años de la región.

Las Chorreras. Cascadas del Huéznar

A lo largo de esta sucesión de pequeños saltos de agua, llamados Las Chorreras, el río recorre su cauce con aguas cristalinas y bajo un espectacular bosque galería donde abundan sauces y fresnos, teniendo también este espacio natural una importante presencia de otras especies vegetales como el madroño, el durillo o el arrayán. El monumento natural acoge, además, una rica variedad de fauna con especies como la garza real, el mirlo acuático, el martín pescador, el azor, la nutria, el galápago leproso o la trucha.

El baño está prohibido en las cascadas si bien puede efectuarse en la playa artificial de San Nicolás del Puerto, aguas arribas del monumento natural, que en verano está llena de bañistas.

El Cerro del Hierro

La presencia de hierro en las rocas de este cerro fue el origen del aprovechamiento minero que este enclave mantuvo desde la época romana hasta el siglo pasado. Estos trabajos dejaron al descubierto un paisaje de formas y colores únicos, en el que dominan las agujas, corredores o lapiaces. Las responsables de esta singular belleza son las calizas que,  sufriendo  una erosión parcial por la lluvia y la nieve, han dado lugar a este  espectacular karst que hoy es reclamo para los amantes de la escalada y de los paisajes originales.

Paisaje del Cerro del Hierro

En el Cerro del Hierro todavía pueden verse algunas infraestructuras recuerdo de su pasado minero, como el antiguo trazado ferroviario que unía la explotación con la estación de Los Prados – Cazalla. Su acondicionamiento como Vía Verde de la Sierra Norte permite recorrerlo a pie o en bici, durante más de 9 Km.  La ruta parte del antiguo poblado de la mina, donde se alojaban los trabajadores, y de la casa de los ingleses, residencia de ingenieros y gestores de la mina llegados desde Escocia a finales del siglo XIX. De este Cerro  salió el hierro de las rejas de la Fábrica de Tabacos de Sevilla y del Puente de Triana, así como la piedra de los pilares del Puente de San Telmo de Sevilla.


Para conocer las singularidades de este monumento natural, se recomienda  recorrer el sendero Cerro del Hierro, una ruta de apenas 2 Km. que se adentra en las galerías y túneles excavados en la roca.  A escasos 9 Km. del Cerro del Hierro, en las afueras de Constantina, se ubica el Centro de Visitantes El Robledo, que permite al viajero conocer las características del Parque Natural Sierra Norte de Sevilla e informarse sobre los lugares y rutas más interesantes.

Alojamientos  y Restauración

La Sierra Norte sevillana sorprende por la variedad y calidad de los Alojamientos  en todas sus facetas. Hasta hace 10 años, todo eran fincas privadas. Ahora desde los Hoteles  Rurales a los Hoteles con Encanto, hay donde elegir según los gustos, las épocas y los acompañantes.   Y cabe añadir  la Gastronomía, que es uno de los platos fuertes de esta ruta.

El Pedroso, a solo 63 Km. de Sevilla por la carretera A-432, fue nuestra primera parada y la primera sorpresa de esta ruta: el Montehuéznar, un Hotel con Spa,  el único en su género en  aquella sierra. Situado en pleno centro del pueblo, se ubica en una bonita casa del año 1875, donde vivió su propietario, el antiguo jefe de las Minas de la Compañía Alemana. En 1995 sus nuevos propietarios la convirtieron en un hotel. 

Patio central del Hotel Montehuéznar

Tiene el establecimiento una sobria y elegante portada, portalón con cancela y un patio central cerrado con cristales que hace las veces de sala de estar.  En 2006  se crearon en la planta baja  4 habitaciones más y el Spa que ha sido un acertado factor de diferenciación  en aquella zona. Un Spa utilizado, cada vez, por una sola habitación, durante  50 minutos,  permite una total  rotatividad  de uso cada día y ofrece la ducha con agua de aromas.  Según su director, un 70% son clientes sevillanos que usan el spa los fines de semana.  El otro 30% son otros españoles y europeos, siendo de estos últimos, los holandeses, los clientes más asiduos.

   A 10 Km. de El Pedroso y a través de  senderos en el Parque Natural, se llega al Complejo Turístico Sierra Huéznar,  situado a orillas del pantano del mismo nombre. El complejo tiene 16 apartamentos rurales adosados, de uso familiar pero sin cocina, estando centralizados todos los servicios de restauración. En verano es solamente un campamento  de niños y sobre todo pensando en ellos, hay variadas actividades de campo y de embalse, sean para jugar, competir o navegar con escuela de vela. Lo más novedoso es la zona de corrales con animales de granja: caballos, ocas y cerdos. También se usa este  complejo para bodas campestres.  

En  Cazalla de la Sierra,  otra agradable sorpresa: el Hotel La Posada del Moro, regentado por dos simpáticas hermanas, Julia y Laura,  que son el alma de este hotel con encanto. Tras una sencilla puerta de entrada el hotel es fantástico. Un gran pasillo decorado con cuadros y antigüedades llega hasta los salones y la salida al jardín. Allí, en un espacio adornado una bella fuente estilo Generalife, donde solo se oye el sonido del agua, una gran zona verde con árboles y una amplia piscina, permiten celebrar bodas y eventos al aire libre.

Hall del Hotel La Posada del Moro

Tiene el hotel  25 habitaciones, mas 4 especiales y 2 suites; todas amuebladas con sumo gusto en estilo clásico actual. Todas ellas dan al jardín andaluz.  La cena estuvo compuesta por chacinas diversas; patés de elaboración propia; calabacines rebozados; setas preparadas de diversas maneras y guisado de venado con batata y manzana. De postre, tartas: de chocolate, de setas y de queso,  más los tradicionales  tocinos de cielo. Todo ello regado con un vino Fundus de  Bodegas Fuente Reina de Constantina  y a voluntad una copa  de  Cazalla de divesos sabores. ¡Una cena increíble!

Hotel La Posada del Moro. Julia y Laura con la "cosecha" de setas del día

 A la mañana siguiente, desayuno con pan recién hecho, jugos naturales y aceite de Cazalla, en el bistrot del hotel; y salida hacia Constantina donde visitamos un alojamiento peculiar: Los Pozos de la Nieve. En este edificio  se almacenaba, entre los siglos  XVII al XlX, el abastecimiento de hielo a la ciudad de Sevilla, durante los meses de más calor. Sin conocer su antigüedad  puede que esta construcción tenga un origen religioso pues la estructura interior se asemeja  a una pequeña basílica   con arcadas en ladrillo.
.  
Acompañando a los inmensos pozos ya en desuso,  se distribuyen cinco grandes apartamentos dobles y bien equipados, con dos dormitorios, salón, cocina y baños, cada uno. Los muebles, buenos pero austeros, y la blanca lencería, dan un aire conventual  y sosegado a las estancias.   Este curioso inmueble,  a 1,5 Km. de Constantina,  es un alojamiento  restaurado por una familia  belga  residente  en Sevilla. Han hecho una gran inversión, dado el calamitoso estado que tenia al comprarlo. Por la obra de  restauración han recibido el Premio Europa Nostra Awards 2006

Alojamiento Los Pozos de la Nieve. Galería Central

Tras la visita a la Dehesa Frías que ya hemos reseñado, en Constantina  almorzamos en el Restaurante Cambio de Tercio, donde pudimos catar unas sabrosas chacinas, seguidas de unas riquísimas setas rellenas y de pluma ibérica con patatas a lo pobre. Sin comentarios.  

Regresando hacia Cazalla de la Sierra, una parada en los viñedos de las Bodegas Colonias de Galeón que han recuperado viñas antiguas y cultivan variedades de uva tinta, rosada y blanca  El cultivo de la vid en la Sierra Norte de Sevilla se remonta a los siglos XV, XVI y XVII, cuando estos vinos se exportaban a América, Las viñas crecen hoy a 700 metros de altitud, en laderas de piedra pizarrosa, dirigidas en espalderas y con el Certificado CAAE del Comité Andaluz de Agricultura Ecológica.

La vendimia se hace a mano, cada variedad de uva por separado, según van madurando entre septiembre y octubre; y solamente en cajas de 15 Kg. con transporte directo a la bodega. Allí se vinifíca el mosto en  Maceración Carbónica; el vino no pasa por madera y sale a la venta 3 meses después de la vendimia. Algo que nos recordó al joven Beaujolais, aunque de superior calidad . 

Viñedos de la Bodega " Colonias del Galeón"

Los vinos de Crianza envejecen a una temperatura entre 16-18 º C constantes y una humedad del 80%, en barricas de roble francés o americano nuevas de 225 litros. La cata se hizo con un blanco Ocnos Chardonnay y un tinto Silente, elaborado con uvas cabernet, merlot, syrah y tempranillo y 18 meses de barrica.  Un buen final para esta visita.

En nuestro afán de conocer a fondo la Sierra Norte sevillana, aún nos animamos a cenar en el Cortijo restaurante  Vista Alegre, donde Enrica,   una  italiana instalada en Cazalla, ofrece  una cocina muy personal y elaborada. Foie de tres gustos (uno de ellos de morcilla), venado de la casa, sopa de tomate natural, setas variadas y los originales panes de la casa.

El tercer y ultimo día, tuvimos un excelente guía y acompañante, Florencio Quintero, gerente de la empresa “Conocer Sevilla .com“ un autentico pozo de conocimientos en arte e historia. Pasando por Las Navas de la Concepción, donde visitamos la iglesia de la Purísima, llegamos a La Puebla de los Infantes. Allí  nos esperaba otro hotel con encanto y excelente decoración: La Posada del Infante. Abierto hace poco en una casa señorial del siglo XIX, es moderno en el equipamiento y romántico en la decoración, con elegante mueblaje y originales adornos.  Cuenta  con nueve habitaciones (una para minusválidos), terraza y un amplio comedor.  Comimos en el restaurante Agredado,  del mismo propietario que la Posada,  que nos ofreció una selección de productos de la tierra, dominando la presa ibérica (con salsa de faisanes) y el venado en adobo.  Nos informaron de algo muy especial en La Puebla,  la Berrea de Ciervos,  que   tiene lugar cada año en los meses de septiembre y octubre. 


Una habitación del Hotel La Posada del Infante

Medio Ambiente y Actividades

La variedad de  fauna en la Sierra es enorme, desde pequeños crustáceos, únicos en el mundo, hasta grandes rapaces como el águila imperial ibérica, el buitre negro y la cigüeña negra; además de albergar 27 de las 31 especies de murciélagos descritas en España.

El Turismo Activo ofrece una parte acuática que se desarrolla en el pantano del Huéznar, cercano a El Pedroso y en los embalses de José Terón y el Retortillo, cercanos a La Puebla. Allí se practica remo y piragua entre otros deportes. Y en toda la zona es posible realizar parapente, ala delta y ultraligeros, así como  senderismo y bicicleta de montaña por caminos señalizados.  La Vía Verde de la Sierra Norte", se desarrolla a lo largo de  19,5 Km. siguiendo la Ribera del Huéznar, único río truchero de la provincia de Sevilla.  


La autora con Florencio Quintero de "Conocer Sevilla.com"


Desarrollo sostenible

Conviene no olvidar que, formando parte de la Reserva de la Biosfera de mayor extensión del territorio español, denominada “Dehesas de Sierra Morena”, donde las Monterías y la caza menor son oferta habitual  es, sin embargo,  uno de los lugares donde más se protege a las especies, tanto animales como vegetales. De esa manera se atiende al Desarrollo Sostenible del medio, las especies y los habitantes.

Por ello, Sierra Norte ha obtenido la acreditación de la Carta Europea de Turismo Sostenible (CETS), habida cuenta de los esfuerzos locales desarrollados a favor de un turismo respetuoso con el territorio.  Ha sido declarado Lugar de Importancia Comunitaria (LIC), Zona de especial Protección para la Aves (ZEPA), y forma parte de la Red internacional Natura 2000. Y finalmente ha sido evaluado y certificado en cuanto a cumplimiento de los requisitos de la norma  IS014001:2004, en la Gestión del Medio Natural y Uso Público.


Texto y fotos: Julia Gómez Prieto







2 comentarios: