miércoles, 4 de mayo de 2011

El Mar de Aral y su agonía


El Mar de Aral era el 4º lago mas grande del mundo y hace medio siglo tenía una extensión de 67.000 kms cuadrados. Para que nos hagamos una idea, esta es la extensión de Aragón, Navarra, La Rioja y el País Vasco juntos. Uzbekistan (60% de su superficie) lo comparte con Kazajstan (40%).

Desecacion del Mar de Aral : retracción de la línea de orilla ; Situación en 1980 y 1998


En Aral desembocan dos ríos: el Syr Daria que le llega por el norte; y el Amur Daria que le alimenta por Uzbekistan. Debido a un  clima muy seco, el mar tiene una salinidad del 10% y además es poco profundo, solo 25 mtrs de media.


Enormemente utilizado para regar los campos de algodón uzbeko, al perder nivel se ha salinizado aún más y presenta un gran indice de contaminación por los pesticidas quele llegan por ambos ríos ya citados. La pesca y la navegación han desaparecido de sus cada vez más escasas aguas. ¡ Es un inmenso desastre ecológico al que nadie pone fin ¡. Por las fotos se puede predecir cuanto le queda de vida al Mar de Aral.


Desde 1950, los alrededores de este lago se convirtieron en un inmenso campode algodón colectivizado, lo que ha propiciado una de las mayores catástrofes medioambientales de todos los tiempos. Como solución, en Moscú se pensó en desviar el curso del río siberiano Obi hacia el sur para alimentar la zona y  alguna otra idea de ciencia ficción; ninguna de ellas se hizo realidad.


Nos preguntamos el por qué de esta obsesión de Moscú. Estaban seguros de que, con aquellas inmensas plantaciones, obtendrían la “independencia algodonera “ de los países capitalistas y vestirían a millones de ciudadanos soviéticos. ¡Hacia la independencia algodonera¡ era la consigna del PCUS en el primer plan quinquenal ruso. ¡Algodón a cualquier precio¡ aunque ese precio fuera la desecación del Mar de Aral.

 

Lo que queda del Mar de Aral

 

Fotografía tomada por la NASA en Agosto de 2009



El Museo de Muynak, un balneario  antaño a orillas del mar, es modesto pero presenta la edad de oro del pueblo. Recuerdos con fotos de los 5 elementos desaparecidos: los bañistas en las playas de Aral; su paseo marítimo; la abundante pesca; las industrias conserveras y los barcos meciéndose sobre las olas.


Hoy, la visita se hace por tierra, en un jeep que traslada a los turistas “mar adentro”, más de 50 kms, hasta la orilla actual, pasando junto a los barcos varados y oxidados sobre la arena. Este Mar era un maravilla, con jubilados que llenaban los hoteles de Muynak; en temporada, los balnearios y chalets estaban a rebosar, y  todo el mundo parecía feliz. Los peces, muy grandes, se oían saltar por la noche, y su gran sabor se debía a las hierbas del fondo que comían. En los cañizares se cazaban aves, patos y gansos; y había roedores de piel muy fina que servía para hacer gorros.


Frente a esto, los científicos han encontrado vestigios de asentamientos humanos que demuestran que el mar de Aral se ha secado y vuelto a llenar, por lo menos tres veces a lo largo de los siglos. Una narración mítica dice que unas corrientes subterráneas comunican el Aral con el mar Caspio y que allí, al Caspio, se ha ido el agua del Aral. La prueba, dicen, es que desde hace años el Caspio tiene un nivel más alto del normal. Se dice que hay unos desplazamientos en el eje de la Tierra que pueden hacer que, como ya pasó antes tres veces, el agua regrese al mar de Aral. ¡ Sería magnífico que así fuera¡

No hay comentarios:

Publicar un comentario